Alta disponibilidad

La alta disponibilidad se basa en la duplicación del hardware, de esta forma, en caso de que algo falle en un sistema, tendremos otro servidor idéntico que lo sustituirá automáticamente, garantizando así la continuidad del servicio.

Situación:

Imaginemos que tenemos un Servidor en el que se almacenan los datos del programa de gestión de una empresa. Tras un fallo en su funcionamiento, es necesario sustituir un componente de dicho sistema.

Con alta disponibilidad:

El servidor de almacenamiento dispone de una máquina de las mismas características que está totalmente sincronizada y simplemente el sistema sigue funcionando con normalidad. El tiempo de respuesta de dicho sistema son minutos.

Cómo ves, el sistema de alta disponibilidad puede ahorrar costes ante un problema de hardware.

Sin alta disponibilidad:

El componente puede tardar mínimo 24h en recibirse del proveedor en caso de que la tenga en stock, por lo tanto, el tiempo que pasa hasta que se soluciona el problema es muy alto.

En este momento, la empresa queda parada y no puede continuar su actividad y las pérdidas económicas generadas por este parón pueden ser considerables.